Slider

Existen diferentes tipos de metodología para aprender una segunda lengua y cada institución aplica la que más cree conveniente para sus estudiantes. Muchas veces el aprendizaje de una lengua se mide y planea como cualquier otra materia, sin tener en cuenta que un idioma difiere de otras materias en aspectos tan importantes como el habla, la escucha y la escritura, pero sobre todo el contexto, pues un idioma se aprende, practica y usa en diferentes circunstancias de lugar, tiempo y demás, lo que hace que cada interacción sea diferente y única.

Por lo anterior, las clases magistrales solamente sirven para enseñar vocabulario y gramática, pero difícilmente son idóneas para aprender una segunda lengua.

Lo ideal entonces es aprender una segunda lengua a través de la práctica, donde las clases dinámicas sean el mantra que permita el aprendizaje de una manera espontánea y única, como es el uso de una segunda lengua en la vida real.

Una clase ideal para aprender una segunda lengua, es aquella donde hay muchas preguntas de parte y parte (docente- estudiante, estudiante – estúdiate y estuante docente), que hace uso de imágenes y situaciones, donde los estudiantes tienen la oportunidad de expresar sus puntos de vista de forma activa.

 

Juan Montes

Especialista en Educación